Wednesday, November 22, 2006




ENCARNACIÓN


Acostada, en brazos
de la incertidumbre,
viviendo en unicidad
con la pregunta:
"¿Cómo puede ser?"
Pero asintiendo, aceptando...
lanzándome a la buena de Dios

De pie, envuelta
en el misterio
de la presencia de Dios

en mí

dentro de mí

viviendo en mí

encarnado en mí

Y así, camino
de la mano
de la certeza

¡Bendita entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de mi vientre

Jesús!

helga

Saturday, November 04, 2006

¿Discípula o seguidora?

Hoy leía un libro para la clase del noviciado que se titula "discipleship" y habla precisamente del llamado al discipulado. Hubo ciertos puntos en la lectura que me hablaron profundamente quizás por los eventos del día de hoy. Hubo una cita bíblica que saltó del libro a mi corazón:

" Si alguien no quiere cargar su cruz y seguir mis huellas no es digno(a) de mí"

Esto me llega la corazón porque yo deseo seguirlo pero parece que no deseo cargar la cruz. Creo que no es intencional, quizás es solo cobardía. Tengo en mí la inteligencia necesaria para comprender la profundidad del mensaje y sin embargo no lo aplico. ¿Qué me pasa? Es en este punto en que me siento "atorada" espiritualmente:

"El concepto de una fidelidad que trasciende toda presión familiar, basado en el valor trascendental del Reino, debe haber tomado un colorido particular en las mentes de los discípulos en cuanto a que entendieron el adviento inminente del Reino como conllevando la destrucción del viejo orden de las cosas."

Yo creo que es verdad, no podemos recibir la vida nueva a menos que hayamos sometido la vieja. ¿Cómo ser llenados si no hemos sido vaciados? La frase: "Sígueme y te haré pescador de hombres" conlleva precisamente ese abandono a la voluntad de Dios que tanto me falta. Es como si a momentos tuviera ciertos ataques de lucidez, pero el resto del tiempo estoy instalada en la cobardía.

Y es que reconozco que Dios me llama a más, a crecer más, a dar más, pero cada paso duele. Es como cuando mis alumnitos me dicen: "Sister, me duelen las piernas" y yo les respondo: "Acuérdate que duelen porque estamos creciendo" Pero me cuesta tanto aplicarlos a mi propio crecimiento. Me siento agradecida con Dios porque al volver la vista (y leer mis diarios) puedo ver que he crecido enormemente (no que sea super madura, pero es que ERA super inmadura.) Ahora puedo evaluar la situación con las MGSpS y puedo ver que me faltó madurez para vivir esa vida. Aunque también sé que no era mi camino...Sé ahora que Dios me llamaba a amarlo y serle fiel en las cosas sencillas. No podemos transplantarnos a menos que Él así nos lo pida. A mi me llamaba a amarlo dentro de mi realidad fronteriza. Me llamaba a terminar la carrera (aunque yo quería darle lo más de mi juventud, me faltaba preparación espiritual, académica, emocional) y sucedió que terminé amando la frontera, las carreteras tejanas, el calor del desierto, los crudos inviernos, las Hermanas locales) No necesitaba irme lejos para servirle..."Aquí te amo, en los obscuros pinos se desenreda el viento" diría Neruda.

Yo quiero ser discípula y no simplemente seguidora. Pero debo estar dispuesta a vender todo lo que tengo (interiormente) que es más dificil que lo material. Quizás entonces y sólo entonces podré ser digna de seguirle.

Thursday, November 02, 2006

Donde el corazón te lleve (Susanna Tamaro)

Creo que éste parrafo de la novela de Susanna Tamaro explica en dónde me encuentro en cuanto a mi vida espiritual en estos momentos. Cómo quisiera que aquellos en Oaxaca lo entendieran. Que Dios nos bendiga, nos proteja y toque los corazones de quienes no ceden, sea el gobierno, la izquierda, la derecha, la represión...Quienes sufren son nuestros niños que no pueden asistir a las escuelas cerradas por las protestas. Jesús Maestro, ayúdanos.

******************************************************************************


"¿Por qué será que las verdades más elementales resultan las más difíciles de comprender? Si yo hubiera comprendido entonces que la primera cualidad del amor es la fuerza, los hechos probablemente se habrían desarrollado de otra forma. Pero para ser fuerte es necesario amarse a uno mismo; para amarse a uno mismo es necesario conocerse en profundidad, saber todo de uno, incluso las cosas más escondidas, las más difíciles de aceptar.

¿Cómo se hace para cumplir un proceso de esa clase mientras la vida con su ruido te empuja hacia adelante? Lo puede hacer desde el principio sólo quien posee dotes extraordinarias. A los mortales comunes, a las personas como yo, no les queda más que el destino de la vajilla de cobre y las botellas de plástico.

Alguien-o el viento-de golpe te arroja en el curso de un río; gracias a la materia de que estás hecho, en lugar de irte al fondo te mantienes a flote; eso ya te parece una victoria y así, enseguida comienzas a correr; te deslizas con agilidad en la dirección en que te lleva la corriente; cada tanto, debido a un nudo de raíces o a alguna piedra, te ves obligado a hacer un alto; estás allí un poco, golpeado por el agua, que después sube, y tú te liberas, sigues adelante; cuando el río está tranquilo, permaneces arriba, cuando hay rápidos, estos te sumergen; no sabes hacia dónde vas ni te lo preguntas alguna vez; en los trechos más tranquilos tienes oportunidad de ver el paisaje, los terraplenes, los matorrales; más que detalles, ves las formas, el tipo de colorido, vas demasiado aprisa como para ver otra cosa; luego, con el tiempo y los kilómetros, los terraplenes bajan, el río se ensancha, todavía tiene márgenes! pero cada vez menos.

"¿Hacia dónde voy?", te preguntas entonces, y, en ese momento, delante de ti se abre el mar. Gran parte de mi vida fue así. Más que nadar, avancé a tientas. Con gestos inseguros y confusos, sin elegancia ni alegría, sólo logré mantenerme a flote."
Susanna Tamaro