Tuesday, March 20, 2007

Quiero



“Todo poeta es un niño que se niega a ser adulto.”
Pedro Casaldáliga

Escribo cuando hay pocas cosas a las que aferrarse. Yo me aferro a tu rostro y a tu sonrisa que se parece a la mía. Me aferro a los recuerdos de una infancia que parece inventada y que renace en el alma al orar de madrugada.
Me aferro al Cristo joven, en jeans y botas de minero, con una guitarra a la espalda…cantando las bienaventuranzas.

Me aferro a tu corazón que entiende como si fueras reflejo de mi alma. Me aferro a la niña que escribe cuentos, me aferro a tu niña que los escucha.

Los sueños son cosas extrañas.

Yo sigo en la habitación diminuta que vislumbra el peral que ya no agoniza en el letargo del invierno. Ya se ha vestido de galas blancas y verdes, más tarde ofrecerá sus dones como sacrificio a la admiración que le profeso.

Ahora amanece y el peral y yo entonamos salmos, leemos a Machado, tomamos café, escuchamos a Rachmaninoff, vestimos a mi muñeca Rhonda, escribimos poesía…

Yo no quiero ser grande. Yo quiero verte y hablarte del Cristo que me enamora. Yo quiero darme toda completa a la humanidad, con la impetuosidad del Ché, Con la constancia del peral en el otoño, con el abandono de Jesús, con la inocencia del recién nacido que abre los brazos confiando.

Yo quiero ser poeta. Yo quiero ser de Dios. Yo quiero ser yo.

No comments: