Wednesday, August 29, 2007

Día de reflexión

Cada miércoles tengo la bendición de todo un día para integrar y asimilar lo que aprendí durante la semana. Esta mañana me desperté bendiciendo los alimentos ¡que raro! trataba de acordarme de lo que digo o pienso al despertar y el benedictus fue lo único que se me pudo ocurrir. ¡Vaya manera de empezar un día de reflexión! Pero creo que para Dios todo cuenta, aún la intención que tenía de saludarle propiamente.

Claro está que después de tomar café como que el cerebro se me puso en su lugar.

La oración no me es dócil todavía...esta semana he estado reflexionando sobre el evangelio del lunes "¡Hipócritas!, ustedes cierran la puerta del reino de los Cielos para que otros no entren." Y esto me recuerda las palabras de mi abuela "no seas piedra de tropiezo para nadie." Pero que difícil es vivir sin pisar las cintas del zapato del otro.

Vivir en comunidad no es fácil. A veces es tedioso tener que ser amable cuando te sientes todo MENOS amable...pero la comunidad es el lugar donde lo de afuera se queda afuera y llegas y recargas las pilas. Amo a mis hermanas aunque veces no siento amarlas pues el amor siempre nos hace vulnerables...aún así, estoy dispuesta a seguir adelante con el don que Dios me ha regalado. El papa Juan Pablo II decía en su Vita Consacrata que una existencia "cristiforme" que ha sido propuesta a tantos bautizados a lo largo de la historia, es posible solo desde una especial vocación y gracias a un don peculiar del Espíritu. Es por lo tanto el Espíritu de Dios el que me permite vivir esta vocación y vivir en el corazón mismo de la Iglesia.

¡Alabado sea el Verbo Encarnado!

No comments: