Saturday, December 15, 2007

La Alianza en Oseas y Jeanne de Matel

Jeanne Chézard de Matel escribió: benditos aquellos que no se escandalizan con tu amor. Creo que esto aplica perfectamente al modo de amar de Dios que se repite constantemente en las escrituras a través de la Historia de la Salvación. El amor de Dios, experimentado por su Pueblo, Israel, resulta escandaloso por el modo en que Dios perdona una y otra vez a un pueblo que le adora con los labios pero le es infiel en su corazón.
En el libro del profeta Oseas, quien profetizó durante uno de los periodos más obscuros para Israel, la caída del reino del Norte, este modo de amar de Dios es incomprensible pues ama su Pueblo con la ternura de un esposo y demuestra que su amor no se deja vencer por la infidelidad sino que hace prevalecer la misericordia sobre la ira.

En este libro, Gómer, la esposa del profeta, representa simbólicamente a Israel, sin embargo, el profeta Oseas vivió y experimentó en carne propia la infidelidad, de modo que su anuncio profético y la renovación de la Alianza de Dios con su Pueblo le vienen del corazón.La Alianza de Dios con su Pueblo es representada como un matrimonio en el cual las dos partes tienen una responsabilidad, para Israel esto es ser fiel, para Dios, es la protección a su Pueblo.

En el libro de Oseas, Dios manda al profeta que se case con una prostituta (aunque algunos estudiosos afirman que Gómer no era prostituta en sí sino que era una adoradora del dios Baal) y de este modo Gómer representa al pueblo caído de Israel que se vuelve a adorar a dioses extraños y por lo tanto se considera que se han prostituido, entregándole su corazón a dioses extraños.

Israel, por lo tanto, ha fallado, no ha cumplido su parte de la Alianza que era ser fiel a Dios. Dios por su parte, manda al profeta a advertirles. Primero, como un aviso bastante evidente, Dios manda que el profeta tenga hijos con su mujer. El primer hijo es llamado Jezreel lo cual es aviso que Dios castigará a los descendientes del rey Jehú por los crímenes cometidos en Jezreel. Después manda que el profeta tenga una hija a la cual nombran Lo-ruhama lo cual significa que Dios no tendrá compasión del reino del norte y finalmente manda que tengan otro varón al cual nombran Lo-amí lo cual significa que Israel ya no es pueblo de Dios, la Alianza ha sido rota.Después de esto vienen las profecías, los anuncios que prefiguran la restauración de Israel: Y en vez de decirles: “Ustedes ya no son mi pueblo,” Dios les dirá: “Ustedes son hijos del Dios viviente.” (Oseas 1,10)

El capítulo dos escribe algo parecido a un divorcio, un rompimiento con Israel, el fin de la Alianza, pero más adelante, casi enseguida, Dios, manda al profeta a denunciar su amor por Israel: Yo la voy a enamorar, yo la llevaré al desierto…Israel, yo te haré mi esposa por siempre, mi esposa legítima, conforme a la ley, porque te amo entrañablemente. (Oseas 2,14;19) Después de varios oráculos, el Señor manda a Oseas a comprar de nuevo a Gómer, como simbolismo del rescate de Israel por parte de su Dios aunque no lo merezcan. Pero a pesar de los ruegos de Oseas, Israel no se vuelve a Dios y pierden el reino del norte.

Sin embargo, Dios no los abandona completamente pues permite que vayan al exilio. A pesar de todo esto, Israel, infiel, no responde, pero la grandeza del libro de Oseas es que demuestra que el amor de Dios es siempre fiel y a pesar que su Pueblo ha roto la Alianza el Señor dice: Voy a curarlos de su rebeldía; voy a amarlos aunque no lo merezcan…Israel vivirá de nuevo bajo mi protección…(Oseas 14, 4;7)
Jeanne Chézard de Matel escribió: Tu amor hace que siembres los caminos del mundo con espinas para que las almas que vagan regresen a Ti, y diariamente Tú abres tus brazos para recibirlas…Yo creo que en esto consiste la grandeza de la Alianza, el gran romance divino: Dios es por siempre fiel. Dios no abandona.

Sr Helga Leija

2 comments:

Javier said...

Es duro el mensaje de Oseas, para los que somos duros de cerviz (o testarudos como mulas) y no hacemos por cambiar. Es un profeta que a mí me viene como anillo al dedo porque de alguna manera me siento identificado con el pueblo de Israel.
Gracias por "postear" en castellano. ¿Por qué elegiste un profeta tan duro?

Helga said...

Porque a pesar de la dificultad de profetizar, el mensaje final es lo más hermoso, la fidelidad de Dios, el amor que perdona aún la traición. Es un amor que "nos lleva al desierto y ahí nos habla al corazón."